Ultimas Noticias - Dejar de fumar

martes, 24 de junio de 2008

Escocia: 16 € semanales por dejar de fumar

Una paga semanal por dejar de fumar

(PD).- Las autoridades de la ciudad escocesa de Dundee están decididas a erradicar el tabaco de sus calles. Para conseguirlo, no se les ha ocurrido una idea mejor que 'sobornar' a sus conciudadanos. Así, pagarán durante tres meses una asignación semanal de 12,5 libras (unos 16 euros) a todos los vecinos que dejen de fumar.

Los participantes en este proyecto piloto, que arrancará en octubre, recibirán el subsidio a través de una tarjeta electrónica que podrán utilizar en supermercados para comprar productos de alimentación. El dispositivo está especialmente diseñado para que, en ningún caso pueda utilizarse para adquirir alcohol o cigarrillos.

Cada semana, los 'ex fumadores' deberán demostrar que no han probado ni una calada superando un test en la farmacia más cercana. A través de un inhalador, la prueba es capaz de detectar si la persona ha fumado recientemente.

Cada participante de este proyecto que dura 12 semanas podrá disponer de un tratamiento de sustitución de la nicotina.

El Sistema de Salud británico (NHS en sus siglas en inglés) ha destinado 500.000 libras (unos 630.000 euros) a esta iniciativa de la que se beneficiarán 900 personas en los próximos dos años.

El programa es la continuación de un proyecto similar, que ha conseguido reducir el tabaquismo entre las mujeres embarazadas.

Según han afirmado las autoridades municipales, si la iniciativa tiene éxito, se extenderá a toda Escocia.

Varias ciudades por todo el mundo ya pusieron en marcha programas muy parecidos para luchar contra la obesidad. Por ejemplo, la localidad italiana de Varallo Sesio ofreció 50 euros a los vecinos que lograran perder tres kilos en un mes.




Persuadis
Alcoholimetros
coches segunda mano valencia
coches segunda mano barcelona
rehabilitacion de fachadas
promodico
registro de dominios
videncia gratis
llenado
piscinas prefabricadas

Y es por el tabaco



El cáncer de pulmón, primera causa de muerte en los hombres

(PD).- El cáncer de pulmón se sitúa como la primera causa de muerte por carcinoma -tumor maligno- en los hombres y la cuarta causa en las mujeres, aunque el índice de mortalidad por este tipo de cáncer aumenta en el género femenino un 2,4% cada año, desde 1990, debido al creciente número de fumadoras en España.

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) ha informado de que las mujeres de las comunidades autónomas de Aragón, Castilla-León, País Vasco y la Comunidad Valenciana son las más afectadas por este tipo de carcinoma, aunque el aumento se extiende a todo el Estado.

El 85% de los casos se diagnostica en fases avanzadas, cuando las posibilidades de un tratamiento curativo eficaz disminuyen "drásticamente". Por ello, los neumólogos especialistas en cáncer de pulmón consideran que el diagnóstico precoz es clave para disminuir la mortalidad.

El principal factor de riesgo del cáncer de pulmón es el consumo de tabaco, con una tasa del 90%. Según la SEPAR, el riesgo de padecer este tipo de cáncer a lo largo de la vida es entre 20 y 30 veces mayor en un fumador que en un no fumador.

El doctor Juan Antonio Riesco afirma que en los países desarrollados el tabaquismo pasivo es la tercera causa de muerte prevenible, después del tabaquismo activo y del alcoholismo.

Una de las innovaciones en prevención de este tipo de cáncer es una prueba de saliva, impulsada por científicos de la Universidad de Texas, que consiste en hacer pasar un algodón por la boca de los pacientes fumadores e impregnarlo de saliva.

Sin embargo, el doctor Jesús Allende indicó que aún no está demostrado que estas nuevas técnicas ayuden a disminuir la mortalidad del cáncer de pulmón, y señaló que otras prácticas de prevención, como hacer una tomografía axial computarizada (TAC) anual a la población de mayor riesgo, tampoco ayudan a la prevención.

lunes, 23 de junio de 2008

Karl Marx y la hidradenitis supurativa

Marx también fue una víctima de la adicción al tabaco

(PD).- El pensador alemán Carlos Marx (1818-1883), cuyas teorías dieron origen al socialismo y el comunismo, padecía una dolorosa enfermedad de la piel, la hidradenitis supurativa aguda, por fumar en exceso. A esa conclusión han llegado los profesores de medicina alemanes Rudolf Happle y Arne König, de la Universidad de Marburg, que basan sus conclusiones en estudios clínicos e informes históricos sobre el autor de "El Capital".

La Universidad de Marburg informó hoy de que ambos profesores consideran que "la enfermedad dermatológica del conocido padre de la doctrina comunista es un ejemplo ilustrativo de las graves consecuencias del consumo de tabaco".

Carlos Marx sufrió durante años dolorosos abscesos y fístulas en las axilas y las ingles, así como en torno al ano, señalan los expertos germanos en un estudio que publicará el mes próximo el "British Journal of Dermatology" y que ha sido adelantado por su facultad.

A su juicio ese mal tenía su origen en el elevado consumo de tabaco, como lo demuestra un estudio realizado por Happle y König con pacientes que padecen esa enfermedad y de los que el 89 por ciento eran fumadores empedernidos.

De ese estudio, así como de otro similar realizado anteriormente y que ofreció resultados muy parecidos, los profesores de Marburg sacan la conclusión de que fumar es, "con elevada probabilidad, una de las causas fundamentales de la hidradenitis supurativa".

domingo, 22 de junio de 2008

Advertencias en Egipto

Egipto: Campaña contra el cigarrillo advierte sobre impotencia

Por PAUL SCHEMM
© 2008 The Associated Press
http://www.chron.com/disp/story.mpl/sp/nws/5840161.html

Ofrecer un cigarrillo es casi tan común como un apretón de manos en Egipto, donde la cultura de fumar está tan arraigada que pacientes y amigos a veces fuman en salas de los hospitales, pero ahora el gobierno ha lanzado una amplia campaña con advertencias visuales sobre los peligros del tabaco.

A partir del 1 de agosto, las etiquetas de paquetes de cigarrillos en Egipto tendrán que llevar imágenes de los efectos del tabaquismo: un hombre agonizando con una máscara de oxígeno, un niño tosiendo y un cigarrillo blando, simbolizando impotencia.

Es un importante paso en la campaña novata y un cambio dramático en un país donde la discusión pública de los riesgos de salud por tabaquismo es prácticamente inexistente.

"Me gustaría dejar de fumar, y no puedo, pero cuando uno ve imágenes como ésta, como ese hombre enfermo, eso tiene un efecto: te alienta a dejar de fumar", afirmó Osama Sabri Mohammed, un burócrata de 39 años, mientras fumaba en las afueras de un edificio gubernamental en el centro de El Cairo.

"Específicamente esta etiqueta tendrá un efecto en los egipcios, que están muy preocupados por eso", dijo refiriéndose a la imagen del cigarrillo blando.

Esa foto viene con la advertencia de que "fumar a largo plazo tiene efectos en las relaciones maritales", algo que es ligeramente menos contundente que la versión que la Unión Europea ha recomendado para sus países miembros, que dice directamente que fumar "causa impotencia" y muestra a una pareja joven descontenta, sentada separada en la cama.

Doce países, incluyendo Canadá, Jordania, Brasil y Tailandia, han hecho obligatorio que los fabricantes de cigarrillos coloquen fotos de los efectos del hábito de fumar en los paquetes y muchos más han reportado éxito en, al menos, recordarle a los fumadores sobre los peligros de su consumo.

Pero la campaña aquí enfrenta un duro reto entre los empedernidos fumadores egipcios.

Egipto es uno de los 15 países más fumadores en el mundo: casi 60% de los hombres adultos en este país de 79 millones de habitantes consumen tabaco de una forma u otra, comparado con Estados Unidos, por ejemplo, donde apenas 24% de los hombres fuman cigarrillos.

Se estima que 2% de las mujeres egipcias fuman, aunque la mayoría de los investigadores consideran que el tabaquismo entre mujeres es subestimado grandemente, debido sobre todo a los tabúes sociales que obligan a las mujeres a fumar solamente en áreas privadas.

A FUERZA DE VOLUNTAD Y DE RECAIDAS

Abandonar el cigarrillo: del primer intento al logro definitivo
El arduo camino de la cesación tabáquica visto por especialistas


http://www.quilmespresente.com/notas.aspx?idn=115043&ffo=20080615

Ana Spezzi recuerda su primer cigarrillo. Fue en los '60, cuando ella tenía 18 años y empezaba a estudiar Medicina en La Plata. Por entonces el fumar no era la peligrosa adicción que es hoy; ni siquiera el "hábito nocivo" que fue poco antes. Se lo consideraba en cambio "un estilo de vida"; un estilo de vida asociado a las conquistas de la mujer, la intelectualidad, la rebeldía y el compromiso político. Los libros de Camus o Sartre salían despidiendo un irresistible olor a tabaco y en las pantallas de los cines James Dean prendía un cigarrillo tras otro frente a una audiencia que hacía lo propio desde las butacas. "Todo el mundo fumaba", dice Ana.

Cuatro décadas más tarde, la frase tal vez podría darse vuelta: "todo el mundo piensa en dejar de fumar". Aunque exagerada, tal afirmación refleja una tendencia palpable: al menos un tercio de los fumadores de nuestro país ha intentado dejarlo en el último año y las consultas médicas motivadas por este interés se han triplicado en nuestro medio, según observan desde la Sociedad de Neumonología de la Provincia.

Aunque lejos de la realidad de otros países, donde los fumadores se han convertido ya en verdaderos parias, la presión que enfrentan hoy quienes fuman en Argentina (el 33,5% de la población adulta) tiende a volverse cada vez más intensa. Acorralados por campañas que les recuerdan en forma constante el enorme riesgo al que exponen su salud, y desplazados año tras año de un número mayor de ambientes, no es de extrañar que muchos consideren dejarlo.

Pero dejarlo -como bien lo sabe Ana Spezzi y empiezan a descubrir otros tantos fumadores dispuestos a cortar con su dependencia al tabaco- es mucho más difícil que lo que suele imaginarse. La prueba más contundente está en los resultados de los terapias de cesación tabáquica: incluso con los mejores recursos farmacológicos disponibles hoy, ningún tratamiento garantiza una efectividad mayor al 40% después del año.

En otras palabras, de cada diez fumadores que realizan tratamientos específicos, seis están expuestos a recaer al año de haber dejado el cigarrillo. Y esto apenas vale para aquellos que pueden pagar las terapias más efectivas que existen; terapias que se basan en contención psicológica y drogas cuyo costo ronda los mil pesos y muy pocas obras sociales cubren.

A FUERZA DE VOLUNTAD

Durante años el consejo más extendido por parte de quienes nunca fumaron, hoy se sabe que la mera fuerza de voluntad tiene un impacto ínfimo en la cesación tabáquica. Si bien existen excepciones, el 80 % de quienes intentan dejar el cigarrillo por su cuenta no dura más de un mes sin volver a agarrarlo, y sólo un 3% de ellos consigue seguir siendo un ex fumador al cabo de seis meses, muestran distintos estudios internacionales.

"La nicotina llega a generar en poco tiempo una dependencia similar a otras drogas duras, como la cocaína y la heroína. Una persona que fuma a diario es un adicto, padece una enfermedad crónica. No basta con decirle dejá de fumar", sostiene el doctor Eduardo Valeff, médico cardiólogo, director de Cestaba (Cesación Tabáquica) y coordinador provincial de Aliar, un grupo que pugna por establecer leyes anti-tabaco en todo el país.

Aun así, quienes intentan dejar de fumar por su cuenta y en base a fuerza de voluntad siguen siendo mayoría.

"No está mal que lo intenten solos, por el contrario -asegura Valeff- Dejar de fumar no es un cosa sencilla. Hay todo un recorrido que el paciente tiene que hacer. Y en ese recorrido, apostar a la fuerza de voluntad es un primer paso. Algunos lo consiguen, aunque su número es casi despreciable. Cuando no lo logran, al menos les sirve para tomar conciencia y pedir ayuda".

Tal es el caso de Luis Amico (48), un electricista de Los Hornos que ha fumado por más de 32 años. Después de seis intentos propios por romper con su dependencia, reconoce que ya no espera "poder conseguirlo sin ayuda".

"Hago unos esfuerzos enormes pero siempre me pasa lo mismo, en algún momento, ya sea en un asado con amigos o porque estoy muy nervioso, vuelvo a prender uno y no paro hasta estar fumando de nuevo un atado. Nunca hasta ahora había tomado conciencia de que solo no voy a poder", asegura.

Dispuesto a intentarlo otra vez, en este caso con apoyo profesional, Luis cuenta que días atrás realizó una primera consulta a un grupo de cesación tabáquica, al que llegó por recomendación de su médico de cabecera. Se trata de un camino que se conoce como "intervención breve" y que -según señala Valeff- "deriva en que en un 3% de los casos la persona deje de fumar".

A FUERZA DE RECAIDAS

Casi todos los pacientes que buscan ayuda profesional para dejar de fumar "lo intentaron ya dos o tres veces por su cuenta y recayeron. Son excepcionales los casos en los que se va directamente al médico; lo que da una pauta de cuánto se subestima en general esta adicción", comenta el doctor Andrés Etchazarreta, presidente de la Sociedad de Neumonología de la Provincia y él mismo un especialista en cesación tabáquica.

Además del reconocimiento de la dificultad que implica dejar el cigarrillo sin ayuda profesional, las motivaciones de quienes visitan las consultas médicas con este propósito son múltiples: "muchos vienen porque enfrentan ya serios problemas de salud, pero también porque hay una mayor conciencia de los riesgos", señala Etchezarreta.

A Marcos Pieroni (36), un empleado administrativo de Ringuelet que fuma desde sus 17 años, lo que terminó por decidirlo fue el nacimiento de su primer hijo. "Al enterarme que los hijos de fumadores tienen más probabilidades de convertirse luego en fumadores me convenció para hacer un tratamiento", dice.

Desde hace ya dos semanas, Marcos realiza un tratamiento en base a vareniclina, una de las drogas más modernas que se prescriben para dejar de fumar. Se trata de una medicamento que actúa sobre los receptores de nicotina en el cerebro conteniendo el síndrome de abstinencia que sufren los fumadores al dejar el cigarrillo.

La variniclina, junto al bupropión -un antidepresivo con efectos sobre la cesación tabáquica- son los dos fármacos más utilizados hoy en las terapias para dejar de fumar. Pero su costo es alto (cerca de mil pesos un tratamiento completo con la primera de las drogas) y "el Estado no las provee. Tampoco las cubren muchas de las obras sociales", señala Etchezarreta.

Visto desde otra perspectiva, "se pagan solas -afirma por su parte Valeff-. Un ex fumador puede ahorrar más que el costo de esos medicamentos sólo dejando de comprar cigarrillos durante un año".

Valeff reconoce, sin embargo, que sólo un 30% de quienes tratan de dejar de fumar con estas drogas lo consigue en el primer intento. "Aun así -dice- vale la pena. En este terreno, las recaídas no son una derrota, sino un paso más hacia la cesación definitiva".

lunes, 16 de junio de 2008

Las etapas del tabaquismo

El tabaquismo: una muerte que se puede prevenir, aunque es díficil de dejar, si se puede!
Gustavo Maciel
El Latino

SAN DIEGO.- Hace unos días, recibimos via internet una carta de una lectora que se encuentra sumamente preocupada por la salud de su madre, ¿ el motivo?, tabaquismo; de acuerdo a nuestra lectora, su madre tiene más de 50 años fumando y aunque dice querer dejarlo, no ha podido vencer esa edicción.

El consumo del tabaco es la causa de muerte más común que puede prevenirse. Aproximadamente la mitad de las personas que no dejan de fumar morirá a causa del cigarrillo o problemas relacionados con el mismo. Dejar de fumar es importante para su salud y brinda muchos beneficios. Poco después de fumar, la circulación comienza a mejorar, y la presión arterial empieza a retroceder a su estado normal. Su sentido del olfato y del gusto vuelven y empieza a respirar con mayor facilidad. A largo plazo, renunciar al tabaco puede ayudarle a vivir más tiempo. El riesgo de padecer cáncer disminuye cada año que transcurra sin fumar.


No es fácil

Dejarlo no es fácil. Es posible que tenga efectos a corto plazo, como subir de peso, irritabilidad y ansiedad. Algunas personas deben hacer varios intentos antes de lograrlo. Existen muchas maneras para dejar de fumar. Algunas personas dejan el hábito repentinamente. Otros aprovechan los beneficios de los manuales paso a paso, la orientación o los medicamentos o productos que ayudan a disminuir la adicción a la nicotina. Su proveedor de atención médica puede prestarle ayuda para encontrar la mejor manera de dejar de fumar.


Las etapas del tabaquismo

Fase 1: El fumador disfruta con el hábito de fumar y no se plantea ningún problema por ello, fuma y está seguro de que hace bien. En esta fase se encuentran los fumadores menores de 30 años, casi la mitad de los fumadores están en esta fase y no se plantean el abandono del hábito.

Fase 2: El fumador se plantea ya las posibles consecuencias negativas para la salud del fumador, y algunas positivas de dejarlo. Comienza a ser un fumador disonante, es decir, fuma pero le parece que está mal hacerlo. Un 30 % de los fumadores están en esta etapa.

Fase 3: El fumador se ve en la obligación de dejar de fumar, pasa de disonante a una actitud más acorde es decir sabe que es malo fumar y lo deja. Esta fase se repetirá varias veces en la evolución de la dependencia. Un 20% de los fumadores están en esta fase que puede llevar años, y más de 10 intentos.

Fase 4: Se puede decir que en esta fase están aquellos fumadores que llevan más de 6 meses de abstinencia. No fuma nada pero hasta los 12 meses no se puede considerar como ex-fumador.

gmaciel@ellatino.net

Algunos profesores de Cataluña lo dejan

Cataluña.-Un 53% de profesores que quieren dejar de fumar lo consiguen, según un estudio de la ASPB

Mamá, ¡Sacame el humo de encima!

Mamá, ¡Sacame el humo de encima!
Por: Bruno Geller (AGENCIA CYTA - INSTITUTO LELOIR)
Fecha publicación: 11/06/2008
http://www.argenpress.info/nota.asp?num=056025&Parte=0

Se estima que una de cada 10 mujeres embarazadas de Argentina y dos de cada 10 del Uruguay, atendidas en zonas urbanas, fuman durante el embarazo. Así lo indica un estudio en el que participaron 1512 mujeres embarazadas. Los autores de la investigación aseguran que los resultados reflejan una situación preocupante para la salud de la madre y del hijo en la región del Río de la Plata.

Históricamente, en los países en desarrollo, las mujeres fumaban menos que los hombres, pero esa diferencia pareciera ir reduciéndose.

Sobre esta realidad, el doctor Fernado Althabe, miembro del consejo directivo del Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS) de Buenos Aires, opina: “Las causas son múltiples. Entre los principales factores están las campañas publicitarias de las tabacaleras dirigidas específicamente a las mujeres y el incremento de la participación femenina en el mercado laboral y por lo tanto, en el mercado de consumo”.

De acuerdo con encuestas realizadas entre 2001 y 2004 y reportadas por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y por la Organización Mundial de la Salud (OMS), Argentina y Uruguay son dos de los países con mayor proporción de mujeres fumadoras, con un rango que va de 26 a 33 por ciento en distintas edades y subgrupos. “Hasta la fecha, se desconoce cuál es la proporción exacta de las que fuman durante el embarazo en la Argentina”, afirma Althabe.

Para tener una idea aproximada, entre enero y mayo de 2005, se realizó una encuesta a 1512 mujeres embarazadas mayores de 18 años (796 en Argentina y 716 en Uruguay), que concurrían a control prenatal en hospitales públicos de grandes conglomerados urbanos: el 44 por ciento de las mujeres en Argentina y el 53 por ciento en Uruguay habían sido o eran fumadoras.

El estudio, publicado en la revista científica argentina Medicina de marzo de 2008, estuvo a cargo de investigadores del IECS de Buenos Aires, Argentina, la Unidad de Investigación Clínica y Epidemiológica Montevideo (UNICEM) de Montevideo, Uruguay; y de la Escuela de Salud Pública y Medicina Tropical, Universidad de Tulane, Louisiana, Estados Unidos.

Según la investigación, el 11 por ciento de las mujeres consultadas en Argentina y el 18 por ciento en Uruguay continuaron fumando durante el embarazo.

El doctor Fernado Althabe, autor principal del estudio, señala: “La proporción de 11 por ciento en nuestro país no pareciera muy importante, pero sin duda, es un grupo de mujeres que debiera ser blanco de intervenciones que las ayuden a controlar el hábito. El daño potencial a su salud y la del bebe es importante”.

Los riesgos de fumar sobre la salud perinatal están bien establecidos, aseguran los responsables del estudio: “Incluyen bajo peso al nacer, parto pretérmino y muerte súbita en la infancia. En cuanto a la salud materna, aumentan las probabilidades de desarrollar cáncer en pulmón y en otros órganos, enfermedad coronaria, accidentes vasculares y enfermedad pulmonar obstructiva crónica”.

El cincuenta por ciento de las mujeres que continuó fumando durante el embarazo -82 en Argentina y 131 en Uruguay-, lo hizo todos los días del mes, siendo 3 y 4,5 el promedio de cigarrillos fumados a diario por las argentinas y las uruguayas, respectivamente. Al menos 7 de cada 10 fumaba en su casa.

“En ambos países, la mayoría recibió consejos para dejar de fumar. Nueve de cada 10 en Argentina y 7 de cada 10 en Uruguay dejó de fumar por más de un día en un intento de abandonar el hábito, pero no lo lograron”, indica Althabe. Y agrega: “La mayoría manifiesta que quisiera dejar de fumar, pero sólo la mitad declara querer intentarlo, pero tienen desconfianza en lograrlo. Es el patrón habitual que ocurre con las adicciones”.

Exposición al humo de tabaco

Por otra parte, el estudio indica que 1 de cada 2 mujeres no fumadoras durante el embarazo convivía con fumadores en su hogar y les permitía fumar dentro del mismo. Asimismo, 1 de cada 5 embarazadas no fumadoras tenía contacto con humo de tabaco ambiental en espacios cerrados de manera frecuente o habitual.

“Evidentemente, no hay una verdadera conciencia de los riesgos que implica ser fumadora pasiva durante el embarazo. Se suma a las dificultades de los fumadores para poder controlar la adicción”, señala Althabe.

Por su parte, el médico neumonólogo Reynaldo Smith del Servicio de Cuidados Intensivos y de Medicina Respiratoria del Hospital Británico de Buenos Aires y director del programa de tabaquismo Respire, de esa institución, señaló: “No solamente el consumo, sino también la exposición de la mujer embarazada al humo de tabaco en forma pasiva son problemas de enorme magnitud que la afectan durante el embarazo, lo mismo que al feto y más tarde, al bebé”.

El ambiente influye

El equipo de investigadores, encabezados por Althabe, estudió qué diferenciaba a las mujeres que habían logrado dejar de fumar, de aquéllas que no fumaban y de las que continuaron fumando. “Lo más llamativo fue lo referido al contacto con fumadores y la exposición al humo de tabaco. Las mujeres que continuaban fumando convivían con fumadores en su hogar, permitían fumar dentro del mismo, y tenían contacto habitual con humo de tabaco ambiental en ambientes cerrados, con una frecuencia de entre 25 a 200 por ciento mayor que aquéllas que habían logrado dejar y aquéllas que no fumaban”.

Para los investigadores, esos resultados implican que la planificación de intervenciones para ayudar a dejar de fumar a estas mujeres debe necesariamente incluir componentes dirigidos a lidiar con el ambiente fumador en el cual ellas viven. “Sin esos componentes, es menos probable que las intervenciones sean exitosas”, concluye Althabe.

Capacitación de los médicos

“En Argentina y en el resto de los países latinoamericanos, el papel de los médicos que atienden a mujeres embarazadas en la implementación de tratamientos para dejar la adicción al tabaco no ha sido enfatizado como corresponde”, destaca el doctor Raúl Mejía, ex jefe y actual integrante del plantel médico del Programa de Medicina Interna General del Hospital de Clínicas.

Un estudio de Mejía y un equipo de colegas, basado en una encuesta realizada a 183 ginecólogos de 13 hospitales y clínicas de Argentina (cinco de Salta, cinco de Jujuy y tres de Buenos Aires), reveló, entre otras cosas, que el 46 por ciento de los consultados fumaba, y el 74 por ciento consideraba que fumar hasta 5 cigarrillos diarios no era perjudicial para las mujeres embarazadas. El estudio fue presentado en 2006 en la Reunión Anual de la Sociedad General de Medicina Interna General, en Los Angeles, EEUU

“La situación es preocupante cuando de mitos se trata y aún más, cuando esos mitos alcanzan al médico. Muchos de ellos sugieren fumar hasta 5 cigarrillos diarios a sus pacientes embarazadas antes que soportar los síntomas tensionantes de la abstinencia nicotínica, como intentando proteger al feto de los nervios de su madre”, afirma Smith. Y agrega: “Nada más alejado de la realidad, el humo de tabaco expone al feto a una alta cantidad de sustancias tóxicas, como la nicotina, el monóxido de carbono, hidrocarburos aromáticos, amoníaco, cloruro de vinilo, radicales tóxicos del oxígeno y otras muchas sustancias”.

Asimismo, el trabajo de Mejía y sus colegas indicó que entre los médicos fumadores, cerca del 33 por ciento no quería dejar el hábito y el 50 por ciento nunca lo había intentado. “Del total de médicos, sólo el 20 por ciento había sido capacitado en tratamientos orientados a la adicción al tabaco y apenas el 17,8 por ciento se sentía preparado para implementarlos y brindar consejo profesional a sus pacientes. Pese a todo, cerca del 91 por ciento de los médicos había sugerido a las mujeres que dejasen de fumar mientras estaban embarazadas”, asegura Mejía. También sostiene que los resultados de ese estudio siguen siendo vigentes, dado que no ha habido un cambio sustancial en el consumo de tabaco en los últimos dos años.

Según Mejía, es preciso llevar a cabo intervenciones dirigidas a los profesionales de la salud que atienden a mujeres embarazadas. “Es necesario que los médicos motiven a las futuras mamás a que dejen de hacerlo”, subraya el especialista.

¿Cuales son los mecanismos por los cuales se produce el daño fetal en la embarazada fumadora y/o expuesta al humo de tabaco ambiental?

“El mecanismo más estudiado se basa en el efecto vasoconstrictor que produce la nicotina sobre los vasos sanguíneos del útero y de la placenta, mediado por la liberación de potentes sustancias como las catecolaminas y el óxido nítrico. Ese mecanismo reduce la llegada de oxígeno y de nutrientes a los tejidos del feto, además de limitar los movimientos respiratorios y aumentar la frecuencia cardíaca”, señala el médico neumonólogo Reynaldo Smith del Servicio de Cuidados Intensivos y de Medicina Respiratoria del Hospital Británico de Buenos Aires.

Para Smith, “el tabaquismo en la embarazada debe ser tratado como una enfermedad crónica”. De acuerdo con el especialista, requiere un abordaje específico con técnicas dirigidas al aumento de la motivación y al desarrollo de habilidades para realizar el cambio de conducta, entre otras estrategias.

miércoles, 11 de junio de 2008

Se pierde la memoria

El tabaco causa riesgos para la memoria

http://blogs.periodistadigital.com/vidasaludable.php/2008/06/10/el-tabaco-causa-riesgos-para-la-memoria

(PD).- El consumo de tabaco parece estar vinculado a un mayor riesgo de pérdida de la memoria en adultos mayores, según un informe divulgado hoy por la revista Archives of Internal Medicine.

Según un análisis incluido en el informe, la adicción al tabaco parecería ser un factor de riesgo de demencia.

Sin embargo, advierte de que una mayor investigación sobre el vínculo y la función del pensamiento, el aprendizaje y la memoria es difícil en adultos de edad avanzada porque muchos participantes no terminan el estudio o mueren como resultado de enfermedad vinculadas al tabaco.

La conclusión sobre el peligro del tabaco en la función cognitiva fue extraída de un estudio realizado por un grupo científico encabezado por Séverine Sabia, del Instituto Nacional de la Salud y la Investigación Médica, de Villejuif, Francia.

Los investigadores analizaron información médica de 10.308 empleados públicos ingleses de entre 35 y 55 años, cuyos hábitos de consumo de tabaco fueron registrados entre 1985 y 1988 y posteriormente entre 1997 y 1999.

Un total de 5.388 participantes completaron pruebas de memoria, razonamiento, vocabulario y fluidez oral entre 1997 y 1999. De ese grupo, 4.659 se sometieron a los mismos exámenes cinco años después.

El informe indicó que quienes fumaban al comenzar el estudio tuvieron más posibilidades de morir durante los 17 años siguientes al estudio.

En la primera serie de pruebas, los que fumaban figuraban en el grupo de menor rendimiento cognitivo en comparación con aquellos que nunca habían consumido tabaco.

Por otra parte, quienes habían abandonado el cigarrillo al comenzar el estudio habían visto reducirse su capacidad oral y su vocabulario en un 30 por ciento comparados con los no fumadores.

Además, las personas que dejaron de fumar durante el estudio vieron un mejoramiento en otros hábitos que podían perjudicar su salud. Consumían menos alcohol, más frutas y verduras, y realizaban una mayor actividad física.

Según los científicos, el estudio ofrece conclusiones clave: fumar en la edad adulta está vinculado a una menor capacidad de razonamiento y problemas de la memoria.

Asimismo, quienes dejaban de fumar mejoraban su memoria, aumentaban su vocabulario así como su fluidez oral.

Cuando una persona deja de fumar mejora sus demás factores resultados de la salud y por último, es posible que el vínculo entre tabaco y función cognitiva haya sido subestimado.

Según los autores, su estudio es importante porque las personas que tienen problemas cognitivos en la edad adulta pueden avanzar más rápidamente hacia la demencia.

Agregan que durante los últimos 20 años los mensajes de salud pública acerca del tabaco han causado cambios en el consumo.

"Esos mensajes de salud pública sobre el cigarrillos deberían continuar y estar dirigidos a los fumadores de todas las edades", señalan.

jueves, 5 de junio de 2008

Paisano Power

Quemar la nicotina en infiernitos

Por Alberto Avilés Senés
La Voz
Junio 4, 2008
http://www.azcentral.com/lavoz/editorial/articles/060408paisanopower-CR.html


Dos estudios difundidos la semana pasada en Estados Unidos acerca del tabaquismo indican que, igual que la obesidad, el dejar de fumar puede ser contagioso. Los fumadores tienden a abandonar el cigarrillo en grupos, y quienes continúan fumando son de alguna manera exceptuados de sus círculos de amigos. Los fumadores, está comprobado, alejan de sí a sus amistades.

Los mismos investigadores que el año pasado afirmaron que el sobrepeso es diseminado de persona a persona, casi de la misma manera que una enfermedad contagiosa, ahora están diciendo que cuando el cónyuge, los hermanos, amigos o compañeros de trabajo cesan de fumar, las personas que los rodean se sienten inclinadas a hacer lo propio.

Estadísticas de los Centros para la Prevención y Control de las Enfermedades muestran que el 70 por ciento de quienes fuman aseguran que quieren dejar de hacerlo; que el 40 por ciento hace al menos un intento anual por renunciar al humo, pero que el 80 por ciento de estos últimos reanuda las bocanadas antes de un mes, y que sólo el 3 por ciento se mantiene como ex-fumador después de seis meses.

Tales números podrían parecer desalentadores, si no fuera porque se trata de chimeneas humanas cuyo único recurso para cesar es la fuerza de voluntad. Las cifras, por supuesto, cambian cuando, de acuerdo a las bases biológicas de la adicción, se utilizan una serie de apoyos con que la ciencia y la medicina cuentan para contribuir a un mundo libre de humo… al menos del humo proveniente del tabaco.

Existen ahora parches, chicles, medicamentos del tipo de los antidepresivos e inhaladores que contienen nicotina, además de técnicas como la hipnosis y el apoyo de grupos, para dejar el cigarro de una vez por todas.

El líder del primer estudio, que será publicado por el New England Journal of Medicine, el doctor Nicholas Christakis, especialista en sociología médica de la Universidad de Harvard, declaró recientemente a The Associated Press que “el hecho de que tú fumes depende no sólo de que las personas que conoces fumen o no”, y que cuando alguien para, también paran los amigos y los amigos de los amigos.

En Estados Unidos mueren unas 1,100 personas diariamente como consecuencia directa del consumo de cigarrillos. De hecho, en dicho país aún hay 45 millones de fumadores, si bien la tendencia a dejar de fumar se ha incrementado espectacularmente a partir de la década de los años 60.

En México, como en muchos otros países del mundo en desarrollo, la interrupción del hábito de fumar se ha retrasado más, pero las nuevas leyes en la materia, como en casi toda Europa y Estados Unidos, prohíben que se fume en lugares públicos.

No obstante el desprestigio creciente hacia el humo del tabaco, especialmente el que nos llega involuntariamente, en México existen una serie de personajes que han elevado la prohibición al rango de una violación a los derechos humanos.

Tal es el caso de los ex-senadores panistas Diego Fernández de Cevallos y Fauzi Hamdan, y del ex-diputado del PRI Salvador Rocha Díaz, quienes obtuvieron la negativa provisional de una jueza, María Guadalupe Rivera, “por contravenir el orden público y el interés social”, a quien habían solicitado un amparo para poder seguir echando humo en público.

Para mejores causas deberían unirse este trío de ex-legisladores del PAN y del PRI, en lugar de seguir quemando su nicotina y su alquitrán en infiernitos.

Alberto Avilés Senés. Integrante del Consejo Consultivo del Instituto de los Mexicanos en el Exterior. Alberto@AquiMero.com

Jabón para dejar de fumar

Crean mexicanos jabón para dejar de fumar

Notimex
http://www.exonline.com.mx/diario/noticia/primera/pulsonacional/crean_mexicanos_jabon_para_dejar_de_fumar/242530

Estudiantes de Universidad Veracruzana indican que los activos se absorben por la piel y proveen de nicotina que disminuyen la ansiedad

Xalapa.- Estudiantes de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Veracruzana (UV) crearon 'Nicotinbody', un jabón de nicotina para dejar de fumar.

Presentado en el Festival Universitario por la Tierra UV Fest, 'Nicotinbody' es un jabón que además de cumplir con la función de limpiar contiene nicotina que es absorbida por la piel del usuario.

La ventaja de este producto es que a diferencia de los otros métodos no requiere aplicarse en días y horarios fijos, y tampoco necesita llevar un control preciso.

De acuerdo con los jóvenes creadores, el producto proporciona la ingesta necesaria de nicotina al flujo sanguíneo, para de forma paulatina disminuir la ansiedad del fumador, mejorar la salud y restablecer la condición física.

Para realizar el proyecto, los estudiantes dieron tratamiento a la nicotina, se creó el producto mediante una saponificación simple y la adición de la nicotina a través de la solubilidad del jabón.

Los creadores de 'Nicotinbody' son: Gerardo Burgoa Sánchez, Otoniel Pulido Aguilar, Christhian Mio Angello Vicuña y Joel Hernández Morales, quienes idearon este producto ante la creciente problemática que trae consigo el hábito de fumar.

mvg

lunes, 2 de junio de 2008

La OMS pide la prohibición de toda la publicidad y patrocinio del tabaco

http://blogs.periodistadigital.com/vidasaludable.php/2008/06/02/la-oms-pide-la-prohibicion-de-toda-la-pu

(PD).- La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha instado a los gobiernos a que prohíban toda la publicidad del tabaco, así como su promoción y patrocinio, con el fin de proteger a 1.800 millones de jóvenes en el mundo.

El llamamiento se produce con ocasión del Día Mundial sin Tabaco, que se celebra hoy y que este año se centra en la juventud así como en denunciar las campañas multimillonarias de las empresas tabaqueras para atraer a este sector de la población mediante técnicas de mercado.

Según la OMS, que cita recientes estudios, cuanto más expuestos están los jóvenes a la publicidad del tabaco, más probable es que empiecen a fumar.

Pero sólo un 5% de la población mundial vive en lugares donde está prohibida la publicidad.

Las empresas tabaqueras continúan entretanto -acusa la OMS- atrayendo a los jóvenes asociando falsamente el consumo de estos productos con cualidades como el "glamour", la energía y la atracción sexual.

"Para poder sobrevivir, la industria del tabaco necesita sustituir a aquellos que mueren o que lo dejan por nuevos consumidores", ha afirmado la directora general de la OMS, Margaret Chan.

"Una prohibición de toda la publicidad del tabaco y de su promoción y patrocinio, es una herramienta poderosas que podemos usar para proteger a la juventud", ha señalado.

En el mundo, la mayoría de la gente empieza a fumar antes de los 18 años, y de ellos casi una cuarta parte antes de los 10, según los datos de la OMS.

domingo, 1 de junio de 2008

Mejorar la ley

ESTARÁN VETADOS LOS CIGARRILLOS EN LOS BARES

Salud propondrá al Ministerio que no se fume en ningún lugar de ocio
http://www.heraldo.es/index.php/mod.noticias/mem.detalle/idnoticia.13956/relcategoria.310
Si no consigue respaldo estatal, la DGA está dispuesta a elaborar una norma autonómica. Aragón reconoce que, a pesar de que algunos locales vulneran la ley, no están recibiendo denuncias de los ciudadanos
L. COTERA. Zaragoza

El Gobierno de Aragón ya ha puesto manos a la obra para conseguir que se prohíba fumar en todos los lugares de ocio. Esta propuesta va especialmente dirigida a la hostelería y, si se aprueba, estará vetado encender un cigarrillo en cualquier local, al margen de si tiene más o menos de 100 metros.

El pasado febrero, el director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, anunció que las acciones de su departamento irían encaminadas a apoyar un endurecimiento de la conocida popularmente como Ley Antitabaco. De esta forma, la DGA quiere proteger al máximo la salud de la población -sobre todo de los menores y los fumadores pasivos-, pero también reconoce que la ley tiene lagunas, ya que, por ejemplo, hay camareros que deben estar expuestos al humo en las zonas de los bares en las que se permite fumar.

Salud Pública ha iniciado ya contactos con empresarios, sindicatos y uniones de consumidores para aunar voluntades. "Nuestra primera acción va a ser promover una modificación legislativa nacional. Es nuestra primera apuesta porque creemos que sería lo mejor y lo más lógico", concretó Falo.

Para ello, Salud Pública espera trasladar al Ministerio (no ha dado plazos) el acuerdo pactado en la Comunidad con estos sectores sociales. Ahora bien, el director general reconoce que, si el Gobierno central no valora esta opción, "no despreciamos la idea de hacer una ley autonómica propia para endurecer la norma", dice.

Salud Pública reconoce que la ley ha sido muy positiva, pero también que tiene "agujeros" y que es posible avanzar. Por ejemplo, la DGA no oculta que, aunque hay casos en los que algunos locales están incumpliendo la ley, los trabajadores -muchas veces camareros- no se atreven a emprender acciones legales. "No nos están llegando denuncias", anunció el director general.

Por eso, el endurecimiento de la ley se convierte casi en una actuación de oficio por parte de Salud Pública. Además, tanto las directrices europeas como la Organización Mundial de la Salud (OMS) piden a todos los países que se afanen en ser garante de los derechos de los ciudadanos y ganen más espacios sin humo.

El mensaje cobra fuerza hoy, que se celebra el Día Mundial contra el Tabaco, porque esta sustancia es la principal causa de muerte evitable y provoca 5 millones de fallecimientos prematuros al año (uno cada seis segundos). En concreto, en España, son víctimas de este fenómeno 60.000 personas anualmente.

Los falsos mitos, no obstante, rodean a este hábito tan arraigado en la vida social. Sobre algunos de ellos se ofrece información en www.aragonsintabaco.com. Muchos ciudadanos todavía creen que la contaminación ambiental es mucho más perjudicial que la del humo del tabaco, e incluso aún dudan de la relación entre el desarrollo de tumores y el hábito de fumar.

Investigadores del hospital Clínico Universitario Lozano Blesa insistieron ayer en que el tabaco está detrás del 20% de todas las muertes que se producen y del 90% de las que están relacionadas con la enfermedad obstructiva crónica. Además, causa entre el 23% y el 43% de los fallecimientos por cardiopatía isquémica y, directamente, entre el 25% y el 35% de los que son de cáncer.

En cuanto al de pulmón, hoy en día es el principal tumor en el mundo, y la supervivencia a 5 años de las personas que lo padecen es muy pobre, siendo inferior al 15%, debido a que se diagnostica en estadios muy avanzados.

El reto ahora es conseguir que los adolescentes no se inicien en este tipo de consumo. También que los niños no tengan ningún contacto con el humo ni cuando aún están en vientre materno ni cuando van cumpliendo años.

Publicidad y menores

La industria aprovecha los vacíos legales de la Ley Antitabaco para captar a menores
http://www.heraldo.es/index.php/mod.noticias/mem.detalle/idnoticia.13843/relcategoria.310

El Comité de Prevención del Tabaquismo pide al Ministerio de Cultura que regule la presencia del tabaco en las pantallas
COLPISA. Madrid

La industria tabacalera ha apretado el acelerador para atraer a los adolescentes y convertirlos en consumidores habituales. Para ello ha dado una vuelta de tuerca a las estrategias de marketing en televisión, cine y publicidad aprovechando los "vacíos legales" que deja la Ley Antitabaco, aprobada en enero de 2006. Por este motivo, las sociedades médicas pidieron este jueves al Ministerio de Sanidad que use todos los mecanismos legales para restringir las promociones encubiertas y si hace falta, "modificar la ley".

A juicio de los expertos, los nuevos canales de promoción son las series de televisión, las películas, la publicidad de modelos, los cantantes, las revistas de adolescentes o cualquier personaje popular que aparezca con un cigarro en la mano.

En el caso de las series, cada vez es más frecuente observar la presencia de un icono juvenil fumando, "incluso se da el caso de comprar los servicios de estos actores para que aparezcan con un pitillo", señaló María Ángeles Planchuelo, presidenta del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNTP), organización de la que forman parte más de 40 sociedades médicas.

Planchuelo constató esta relación con un estudio europeo a más de 5.000 escolares en el que se relacionaba el mayor o menor consumo de cigarrillos con el visionado de escenas en las que aparecen actores fumando. "Si esto es lo que ven nuestros adolescentes -añadió la presidenta de la CNTP- se está haciendo un flaco favor a la juventud".


Publicidad perniciosa


Coincidiendo con el Día Mundial sin Tabaco, que se celebra este sábado, la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) también puso sus ojos en los más jóvenes, y afirmó que en los últimos tiempos la industria se está gastando "miles de millones de euros" para captarlos. Por ello abogó en prohibir todas las formas de publicidad directa e indirecta de cigarrillos, incluyendo la promoción de productos de tabaco y el patrocinio de cualquier tipo de evento o actividad, como ya ocurre con los deportes del motor.

"Está comprobado que tanto la exposición directa como indirecta a la publicidad del tabaco, junto con otras estrategias de marketing, incita a los jóvenes a probar el tabaco, aumentado la probabilidad de convertirlos en consumidores habituales", explicó la OMS.

Desde el Ministerio de Sanidad, en cambio, se puso el acento en las cifras. En los últimos cuatro años el número de adolescentes de 15 a 18 años que ha abandonado el hábito diario ha caído del 21,5% al 15%, hasta situarse en unos 400.000 adolescentes. Esta disminución se achaca al control de la venta de tabaco en bares y restaurantes y a la subida del precio del tabaco ultrabarato.

Precisamente, un estudio de la organización de consumidores OCU demuestra que el consumo y el precio del tabaco van ligados, y que las subidas no producen una descenso inmediato de los fumadores, pero sí resultan útiles como medida a medio plazo para evitar que los adolescentes se enganchen.


Ley con claroscuros


La CNTP, a su vez, hizo un balance desigual de los dos años y medio de vida de la Ley Antitabaco. La organización defiende una modificación del texto para que todos los lugares públicos cumplan sin restricción la legalidad; para que se ampare a las 800.000 personas que se dedican a la hostelería y sufren el humo; y para acabar de una vez por todas con la desigual aplicación de la norma en las comunidades autónomas.

El Ministerio de Sanidad, en cambio, señaló en boca de Montserrat Limárquez, subdirectora general de Promoción de la Salud, que no hay previsión de modificar la Ley Antitabaco porque "aún es joven y necesita un tiempo de rodaje". ¿Cuánto? "No lo sé, estamos avanzando y poniendo fondos para que mejoren las inspecciones autonómicas", afirmó la responsable, que recordó en que este periodo han dejado de fumar 1,2 millones de españoles.

Si deseas publicar en este blog una opinión, un comentario, una noticia, un pensamiento o cualquier otra cosa que pueda ser de interés relacionado con el tema "Dejar de fumar", mandame un e-mail a esta dirección


Visita "Ideas para dejar de fumar"


Add to Technorati Favorites