Ultimas Noticias - Dejar de fumar

lunes, 14 de junio de 2010

Como dejar de fumar

Dejar de fumar

Cómo dejar de Fumar: ¿Estás pensando en cómo dejar de fumar? La decisión de dejar de fumar puede ser abrumadora, ¡pero con ayuda de este folleto y el apoyo de tu familia y amigos, puedes hacerlo!. La mitad de toda la gente que alguna vez ha fumado lo ha dejado, así es que tú también puedes. Si antes habías tratado de dejar de fumar, pero no funcionó, puedes utilizar lo que habías aprendido anteriormente para que seas exitoso esta vez. ¡Puede ser muy difícil dejarlo, pero una vez que lo hayas hecho, te verás mejor, olerás mejor, te sentirás mejor, y estarás más saludable!

El dejar de fumar y el cómo dejar de fumar va a depender de cada persona. Si de verdad quieres dejar de fumar lo conseguirás sin ninguna duda, unos necesitaran más esfuerzo que otros pero lo conseguiréis todos. El cómo dejar de fumar dependerá de cada persona, a unos os será más sencillos unos métodos que otros, deberéis buscar lo mejor para vosotros, tomároslo en serio y no desistir por duro que sea, en unas semanas notaréis los beneficios de dejar de fumar y vuestro cuerpo os lo agradecerá.

¿Por qué debo dejar de fumar?

Todo el mundo sabe que el fumar puede causar cáncer cuando estés viejo, ¿pero sabías que también tiene efectos negativos en tu cuerpo desde ahora? Un cigarro contiene cerca de 4000 químicos, y por lo menos 43 de los químicos causan cáncer en humanos. Algunos de los otros químicos se encuentran en productos venenosos. Algunos de los peores son:

· Nicotina: un veneno mortal. Es una droga muy adictiva y para algunas personas puede llegar a ser tan adictiva como la heroína o la cocaína

· Arsénico: utilizado en veneno para ratas

· Metanol: un componente de la gasolina de los cohetes

· Amonia: encontrada en la solución limpiadora de pisos

· Cadmio: utilizado en las baterías

· Monóxido de Carbono: parte de los desechos tóxicos del carro

· Formaldehído: utilizado para preservar (conservar en perfectas condiciones) los tejidos del cuerpo.

· Butano: líquido de los encendedores.

· Cianuro de Hidrógeno: veneno utilizado en las cámaras de gas.

Cada vez que tu inhalas humo de un cigarro, pequeñas cantidades de estos químicos se van a tu sangre a través de tus pulmones. Viajan a todas las partes de tu cuerpo, donde pueden causar daño.

El tabaco, el cáncer y la muerte

Fumar causa varias enfermedades mortales, daña casi todos los órganos del cuerpo y reduce el tiempo de vida del fumador.

Algunas de las peores enfermedades que causa el fumar son leucemia, cáncer de estómago, cáncer de páncreas, cáncer cervicouterino, cáncer renal, neumonía, cataratas y periodontitis. Además de estos hay que incluir problemas de vejiga, laringe, pulmón y los cánceres de garganta, enfermedades cardiovasculares y enfermedades pulmonares crónicas.

Existen algunas cosas que puedes hacer antes de dejar de fumar para ayudarte a incrementar las probabilidades de éxito:

· Si has tratado de dejarlo antes, piensa porqué no funcionó. ¿Qué puedes hacer esta vez para que te ayudes a tener éxito?

· Dile a tu familia y amigos que estás dejando de fumar. Pídeles que no te molesten o burlen por ello, porque lo haces en serio. Pídeles que te den apoyo, no fumando cerca de tí y no ofreciéndote cigarros.

· Tira todos tus cigarros, encendedores y ceniceros. Si vas a ser un no fumador, no necesitarás estas cosas de nuevo.

· Habla con tu doctor acerca de métodos para reemplazar la nicotina. Los chicléts de nicotina, los parches, el spray y algunos medicamentos nuevos realmente pueden ayudar a que la gente deje de fumar. Sin embargo, para que estos productos funcionen, es importante utilizarlos en la forma correcta. Asegúrate de que alguien te explica cómo utilizarlos correctamente.

· Unete a algún grupo de apoyo en tu escuela o comunidad.

· Encuentra a alguien a quien llamar para esos momentos en que sientes que estás teniendo un momento de debilidad y que podrías fumarte un cigarro. Esta persona debe saber que estás tratando de dejar de fumar y puede recordarte todas las razones por las que decidiste dejar el cigarro.

¿Qué puedo hacer para no volver a fumar?

La parte más difícil de dejar de fumar es romper con los hábitos que lo acompañan. Por ejemplo, si estás acostumbrado a fumar con tus amigos cuando salen juntos, será difícil salir con ellos y no fumar. La mejor manera de mantenerte sin fumar es no ponerte en situaciones donde haya gente fumando y mantenerte alejado de lugares donde acostumbrabas fumar.

· Evita los lugares y situaciones donde normalmente fumas.

· Pasa algunos días o semanas lejos de tus amigos que fuman.

· Acude con tus amigos a sitios donde no se pueda fumar, como los centros comerciales o el cine.

· Si bebas alcohol. El beber disminuirá tu fuerza de voluntad y aumentará tus probabilidades de fumarte un cigarro.

· Si tu familia fuma, pídeles no fumar en tu cuarto.

· Haz ejercicio. Hará que tu mente se distraiga del cigarro, te hará sentir mejor, y te mantendrá saludable.

· Planea actividades durante las primeras semanas que mantengan tu mente alejada del cigarro. Será más fácil dejar de fumar si te mantienes ocupado.

· Compra una gran cantidad de zanahorias, apio y otras comidas saludables que puedas morder en lugar de fumar.

¿Cómo me sentiré cuando esté dejando de fumar?

Si eres un fumador regular, tu cuerpo se ha acostumbrado a tener nicotina y otros químicos cerca todo el tiempo. Probablemente sientas algunos síntomas de abstinencia cuando estés dejando de fumar. Esto significa que te sentirás ansioso por cigarros, o tal vez solamente te sentirás incómodo o nervioso. Mucha gente confunde la ansiedad por nicotina con hambre. Necesitas escuchar a tu cuerpo, para que no comas cuando no tengas hambre. Haz algo para mantenerte ocupado. Si debes comer, trata de comer cosas saludables como zanahorias o apio.

¿Cuando se me irá la ansiedad por el cigarro?

En una o dos semanas, la ansiedad por nicotina se irá y te sentirás más normal. Al principio te puedes sentir frustrado, de mal humor o deprimido. Te dará la impresión que estás solo en tu sufrimiento y que nadie entiende por lo que estás pasando. Aunque esto será difícil, estos sentimientos se irán con el tiempo. Después de un par de semanas, habrás superado la parte más difícil -la adicción física, cuando tu cuerpo siente que necesita la nicotina. Sin embargo, aún puede ser difícil resistirse ante un cigarro. El hábito de tener un cigarro en tu mano y fumar mientras realizas ciertas actividades, como hablar por teléfono o salir con tus amigos, puede ser difícil de romper.

¿Después que pare puedo fumarme un cigarro de vez en cuando?

Mucha gente pasa por la parte más difícil de la renuncia al tabaco y erróneamente piensan que pueden comenzar a fumar un cigarro de vez en cuando. Muy pronto, sus viejos hábitos regresan y se encuentran con que nuevamente son adictos. Para de fumar es dificil para la mayoría de gente, así que cuando pares, haz un compromiso contigo mismo/a para que no vuelvas a prender un cigarro.

Oops! Me fumé un cigarro. Adivino que dejar de fumar es muy difícil para mí.

¡Si tuviste una debilidad y te fumaste un cigarro mientras intentabas dejarlo, no te preocupes!. Esto no significa que no puedas dejarlo. Dejar de fumar es algo muy difícil de lograr, y no es de sorprenderse que hayas tenido un momento de debilidad y en algún momento hayas fumado un cigarro. Lo importante de todo, es no utilizar esta razón para convertirte nuevamente en un fumador regular. Piensa en esto como un error, y repítete a tí mismo que no dejarás que vuelva a pasar. ¡Tú puedes hacerlo!

¿Qué sucede si realmente comienzo a fumar de nuevo?

Si trataste de dejar de fumar y no funcionó, no te des por vencido. Dejar de fumar es muy difícil. Piensa en porqué el dejar de fumar no te funcionó. Solamente TÚ sabes por qué te gusta fumar, y solamente TU puedes saber qué necesitas para dejar de hacerlo. Comienza por pensar lo que puedes hacer para ayudarte a dejarlo definitivamente. Intenta dejar de fumar en algunas semanas y utiliza lo que aprendiste de tu primera experiencia para hacer que funcione la segunda vez.

Beneficios de dejar de fumar

20 minutos después de dejar de fumar, tu presión sanguínea disminuye, tu pulso baja y la temperatura de la sangre en tus manos y pies a aumentado.

2 horas después de dejar de fumar, se ha reducido la nicotina en tu sistema.

8 horas después de dejar de fumar, el nivel de monóxido de carbono en tu sangre disminuye y el oxígeno aumenta al nivel normal de un no-fumador. Esta es una de las mejores ventajas de dejar de fumar, debido a que el monóxido de carbono afecta a tus músculos, cerebro y los tejidos.

A las 24 horas, tus probabilidades de un ataque al corazón ya ha disminuido.

A las 48 horas tu sentido del olfato a mejorado y tu paladar cobra vida de nuevo.

Pasados de 2 a 4 días, todos los restos de nicotina han desaparecido de tu cuerpo. Eso significa que no hay una sustancia adictiva física en su cerebro.

Entre 2 y 9 semanas después, tu circulación mejorará, el ejercicio no sera tan agotador y tu capacidad pulmonar aumentará.

Después de 3 meses, mejora tu fertilidad. Esta es una razón frecuentemente pasada por alto cuando se buscan buenas razones para dejar de fumar. En los hombres aumenta la calidad y la densidad de espermatozoides y en la mujer aumenta las posibilidades de concebir, con menor probabilidad de aborto involuntario, o de dar a luz a bebés con mayor riesgo de muerte fetal, parto prematuro o que el bebe tenga un peso bajo al nacer.

En los primeros 9 meses, te darás cuenta de que ya no sufres de falta de aire, tos y la congestión nasal o la fatiga mejoró rápidamente.

Pasado 1 año, tu riesgo de sufrir enfermedades coronarias es la mitad que la de un fumador.

A estas alturas y debido al aumento de oxígeno, tendrás una notable mejora en tu piel y encías. El oxígeno ayudara a reparar la piel seca y las arrugas prematuras.

Después de 5 años, el riesgo de cáncer de pulmón se reduce a la mitad. También tu riesgo de cáncer de boca, garganta, esófago, vejiga, riñón y páncreas disminuye rápidamente. Y poco a poco estos beneficios para tu salud irán aumentado de forma progresiva, gracias a dejar de fumar.

Entre 5 a 15 años, ya no tendrás mayor riesgo de sufrir un accidente cerebro-vascular que la de cualquier persona que nunca haya fumado.

A partir de 10 años después de dejarlo, tus probabilidades de enfermedad coronaria serán prácticamente las mismas que las de cualquier persona que nunca haya fumado. De hecho, el riesgo de una muerte prematura por todas las causas debidas al tabaco prácticamente desaparece y vuelves a sentirte como las personas que nunca han fumado.

Además, al dejar de fumar mejorara tu economía, mejorara tu aspecto físico, desaparecerá el mal aliento, el mal sabor de boca, desaparecerá el mal olor de tu casa, mejorara tu piel, tus uñas y tendrás menos arrugas.

¿No te parece que son un montón de buenas razones para dejar de fumar?

--------------------

Artículo enviado por Gloria Salgado tinamarina8@hotmail.com

Publicar un comentario en la entrada
Si deseas publicar en este blog una opinión, un comentario, una noticia, un pensamiento o cualquier otra cosa que pueda ser de interés relacionado con el tema "Dejar de fumar", mandame un e-mail a esta dirección


Visita "Ideas para dejar de fumar"


Add to Technorati Favorites